hit counter joomla
NADA ES PARA SIEMPRE
Categoría: ARTE

NADA ES PARA SIEMPRE

Queridos lectores

El equipo de DOZE Magazine, tras cuatro años y medio en el sector editorial, se despide de todos vosotros entre sonrisas y lágrimas. Lágrimas porque dejamos de informaros diariamente y sonrisas porque esta experiencia ha sido una de las más gratificantes de nuestras vidas.

Corren tiempos difíciles y las oportunidades para seguir a flote son tan escasas que hemos decidido paralizar este proyecto para embarcarnos en otros cuya viabilidad sea, valga la redundancia, viable.

Queremos agradecer a nuestros lectores el apoyo incondicional y el cariño con el que nos habéis arropado durante todo este tiempo, y a todos los profesionales que han hecho de DOZE un medio de información cultural de calidad. 

 

DAVID CATÁ. Todo en esta vida es efímero.
Categoría: TV

DAVID CATÁ. Todo en esta vida es efímero.

Dentro de la feria Jääl Photo, DOZE Magazine tuvo la oportunidad de entrevistar a una de las jóvenes figuras que están dibujando el nuevo retrato del arte español. David Catá ha conseguido abrirse hueco en el circuito del arte y lo que es más significativo, invitarnos a la reflexión mediante una poética personal afinada. 

 
 

"La danza no está pensada para el soporte cinematográfico. El ojo de Arantxa Aguirre lo reinventa"

Una mañana del mes de marzo nos acercamos a la sede del Béjart Ballet, en la ciudad suiza de Lausanne, para hablar con su director y ver de cerca lo que se cuece en las entrañas de este templo de la danza global, del “espectáculo total”.

Aquí no hay romanticismos ni cuentos de cisnes encantados. Lo que nos encontramos es lo más parecido a un centro de alto rendimiento para atletas, salvo que los bailarines que aquí trabajan no compiten en olimpiadas ni torneos, sino que dedican sus horas a prepararse para regalar toda su energía al público que asiste a sus espectáculos de danza. Y todos son diferentes: bailarines japoneses, españoles, italianos, ingleses, cubanos, norteamericanos... La mezcla es entre razas y culturas, pero también entre estilos y condiciones físicas. Entre el cuerpo de bailarines del BBL sorprende descubrir que no existe la jerarquía tradicional de una compañía de ballet. No hay estrellas, sino artistas que se han ganado un puesto principal para un momento dado, que va rotando año tras año.

Esto es ballet, pero además es el Ballet que un día fundó Maurice Béjart (Marsella, Francia; 1 de enero de 1927 - Lausanne, Suiza; 22 de noviembre de 2007) y que hoy, con el mismo afán democratizador que entonces, sucede su nuevo director, Gil Roman (Alès, 1960).

Tal y como nos había explicado sincera y precisamente el documental de Arantxa Aguirre, El esfuerzo y el ánimo (2009), el sucesor de Maurice Béjart, aquel en quien el maestro delegó obligaciones y potestades llegado el momento de despedirse, trabaja con sus bailarines como un conservador de obras de arte: preservando la esencia de su fundador, plenamente consciente de la responsabilidad que ello supone. Pero cuidado, que nadie piense que la Compañía no evoluciona: en los últimos meses, se han venido desarrollando nuevas creaciones coreográficas a cargo de algunos de sus bailarines y se han recuperado piezas originales de Béjart, que hacía más de veinte años que no se mostraban en escena. Es el caso de la programación que tendrá lugar durante el próximo mes de junio en el teatro Beaulieu de la propia ciudad de Lausanne: el homenaje al fallecido bailarín Jorge Donn, esencia del ideal artístico masculino del maestro Béjart , incluye las obras Ce Que la Mort Me Dit (1978), Le Chant du Compagnon Errant (1971) y Ce Que L’Amour Me Dit (1974).

Jorge Donn en "Ce Que la Mort Me Dit" ©FrancetteLevieux

La jornada laboral de estos muchachos arranca a las 11:00, pero sus cuerpos han comenzado a calentarse hace un buen rato. En la enorme sala de ensayos todo son lanas y abrigos, chándal y tejidos polares. No solo porque afuera las temperaturas son bajas, sino porque dentro del aula, los músculos todavía están fríos y les cuesta desperezarse.
Por un día, DOZE Magazine es espectador del trabajo de la compañía, verá cómo sus bailarines se mueven y actúan en este espacio maravilloso que es la sede del Béjart Ballet Lausanne, una curiosa “casita” de color azul, escondida al final de una enorme cuesta tras el edificio del Teatro Beaulieu, donde uno entra y respira el olor del trabajo diario hecho con pasión. Una pasión infinita.
Nos reunimos con el director artístico de la compañía para hablar de cine, concretamente de los trabajos que, en colaboración con el BBL, ha realizado Arantxa Aguirre (Madrid, 1965).

DOZE Magazine: La filosofía de Monsieur Béjart pugnaba por acercar el mundo de la danza a todo tipo de públicos, por librar de complejidad a los movimientos puliendo la expresión al máximo para obtener el mayor efecto en la audiencia. Las representaciones, además de en los teatros, se llevaban a la calle y a las plazas públicas en espectáculos al aire libre. ¿Considera que una buena forma de perpetuar esa filosofía es registrar mediante el cine los trabajos del Ballet Béjart?
Gil Roman: Sí, en cualquier caso, es importante dar a conocer el trabajo del Béjart Ballet y algunas creaciones de Maurice no son demasiado conocidas. El cine supone siempre una dificultad, ya que la danza no está pensada para el soporte cinematográfico.
Lo que es interesante en este ejercicio [el documental sobre ballet] es esa mirada capaz de transformarlo; el ojo de Arantxa Aguirre lo reinventa de alguna manera, monstrando la coreografia tal como es. La forma en que lo expone, ese 'ojo' consigue acercase con más precisión a la realidad.

DM: La cineasta Arantxa Aguirre colabora habitualmente con la compañía. Su documental Le Coeur et le Courage (El esfuerzo y el ánimo) sirvió para comunicar al público la difícil situación vivida por los miembros del Ballet y por usted como director artístico en el momento de estrenar temporada tras haber fallecido Monsieur Béjart. ¿La idea surgió de la realizadora o habían considerado ustedes desde la Compañía la opción de transmitir ese estado de ánimo y esa presión a través del cine, con anterioridad?
GR : No. Arantxa a vino a verme un día a Montpellier, me preguntó si podia hacer un documental sobre la compañía y yo acepté.

DM: El hecho de que Arantxa Aguirre haya sido bailarina durante años, se aprecia en el estilo de filmación, la cual no se limita a ser objetiva y rigurosa con los cuerpos que retrata, sino que además los “acompaña” con el movimiento durante los ensayos y en las representaciones en escena. ¿Hubo complicaciones con de tipo técnico durante el rodaje de Le Coeur…, An American Swan in Paris o BBL au Palais Garnier?
GR: No, aunque sin duda tiene algo de empatía con los bailarines. La cualidad de Arantxa es una cualidad rara y se integró totalmente porque cuenta con la sensibilidad necesaria para eso. Tiene una discrección particular: las cosas se hacen y uno olvida su prensencia. Es por esto que puede hacer documentales que retraten momentos importantes. Ella permanece en la búsqueda pero al mismo tiempo, es muy discreta, lo cual es una cualidad enorme. Le gusta la danza pero eso no es todo, tiene 'ojo de cineasta' y ello no tiene nada que ver con el hecho de que haya bailado durante una época en Mudra (Escuela Béjart Bruxelles). Practicó diferentes tipos de danza y teatro y todo eso tiene que haberle ayudado, pero no todas las personas que salen de Mudra tienen esa agudeza y talento. No se haría justicia si lo redujéramos todo a ese asunto. Ella conoce el ballet pero también tiene el corazón, la manera, el ojo y el pensamiento. Hay muchas cosas. No todo consiste en captar buenas imágenes, en robar momentos interesantes… Ese conjunto de cualidades tienen que estar reunidas para ser una cineasta excepcional. Ella construye sus documentales con un tipo de visión dramática, que es fundamental.

DM: Así mismo, se han grabado para el canal de televisión belga Mezzo, la representación en escena de las piezas Le Sacre du Printemps, Cantata 51, Syncope y Offrande à Stravinsky, las mismas que comprende el programa de actuación el Teatro Bolshoi de Moscú el próximo mes de abril. ¿Tienen pensado contar con Arantxa Aguirre para futuros proyectos?
GR: Pensamos que es difícil encontrar soporte económico para el terreno de los proyectos que propone Arantxa. El resultado nos sorprendió a todos así que, en cualquier caso ese no es el problema, sino la falta de financiación.

 

Béjart Ballet Lausanne en "Ce Que L’Amour Me Dit" ©Doron Chmiel (2010)

Béjart Ballet Lausanne en "Ce Que L’Amour Me Dit" ©Doron Chmiel (2010)

Béjart Ballet Lausanne en "Ce Que L’Amour Me Dit" ©Nathalie Sternalski (2011)

Texto: María López Villarquide

Imagen de portada: Gil Roman impartiendo una clase en el Béjart Ballet Lausanne. ©Valerie Lacaze