hit counter joomla

Laura Makabresku, amor y dolor

Hay imágenes que esconden secretos, que surcan los insondables desiertos del subconsciente, que exploran los misteriosos impulsos de la condición humana o que juegan a narrar historias atemporales y lejanas. También hay imágenes que emocionan, que seducen y que inquietan. Hay imágenes que no dicen nada.

Si bien no podemos incluir las fotografías de Laura Makabresku en el último grupo, sus obras acogen todo lo demás nombrado anteriormente y muchas otras cualidades que nos obligarían a escribir párrafos interminables.

Quizás sea un sentimiento de adoración profusa, una envidia más que saludable o una capacidad fluida a la hora de reconocer un trabajo bien hecho; el caso es que Laura nos ha cautivado hasta límites insospechados y hoy queremos dedicarle un pequeño homenaje recogiendo y compartiendo parte de sus trabajos.

Laura Makabresku nació en 1987 en Cracovia, ciudad en la que reside actualmente. Además de artista visual, estudia literatura y escribe cuentos de hadas para niños.

Imaginamos que esta segunda vocación ha tenido mucho que ver en su percepción de la fotografía, disciplina donde mezcla situaciones  cotidianas con la magia de lo insólito, para generar pequeñas historias cuyo contenido conceptual parece cabalgar entre dos mundos: el real y el fantástico.

Con una docilidad que roza lo extremo, Makabresku tiñe la muerte de una melancolía irresistible y nos invita a pasear por un imaginario en el que el erotismo, la inocencia y las experiencias sensoriales se aglutinan en una narrativa sutil y abrumadora.

La mujer es su templo de inspiración, siendo ella la protagonista de muchas de sus tomas. Aunque a menudo muestra una figura masculina, la de su novio, que parece simbolizar el icono de un amor profundo y confidencial, que no teme ser descubierto y exhibido en intimidad ante la lente de la artista.

El mundo animal también absorbe  un protagonismo importante, casi obsesivo; ciervos, zorros y pajarillos se repiten en sus fotografías, como presagios de algo terriblemente triste y hermoso, encerrados en el tiempo. Porque, como la misma autora cuenta, la eternidad es tan cruel como la muerte.

Las imágenes de Laura Makabresku son pequeñas fábulas con finales abiertos a múltiples interpretaciones. ¿Alguna vez has sentido que la vida puede ser un sueño?

lauramakabresku.blogspot.com.es