hit counter joomla

"A la gente no le interesa ver las fotos de Gala haciendo la declaración de la renta"

En los tiempos que corren, que son más que difíciles, las acciones multidisciplinares son requeridas por todos aquellos que se quieran dedicar a los menesteres artísticos. Una de las personas que más claro lo tiene es Pablo Curto: fotógrafo, redactor, realizador y ahora bloggero, al que el dicho "quien mucho abarca poco aprieta" se le ha quedado obsoleto.

DOZE Magazine: Ya conocíamos tu trabajo como fotógrafo de moda  pero ahora nos presentas tus dotes bloggeras ¿Qué es lo más te ha llamado la atención de este mundo? ¿hasta dónde quieres llegar con él?
Pablo Curto: El blog surgió como una extensión de mi trabajo en el sector de la fotografía. Sentía la necesidad de compartir una serie de cosas (mis fotografías y experiencias personales durante mis inicios) y me pareció la plataforma indicada. Luego, con el tiempo, se ha convertido en un lugar en el que reflexiono sobre temas ligados al mundo de la moda y la cultura.
La verdad es que es un espacio sin pretensiones. Escribir me sirve para plantear mis inquietudes, reírme de mi mismo y de la frivolidad de mi trabajo y discurrir con los demás sobre temas que me interesan. Si en algún momento me deja de aportar cosas positivas, dejaré de hacerlo.
A menos que encuentre un sponsor que me regale unos zapatos o algo. Entonces escribiré lo que él me pida.  



DM: En tus textos se desprende un amable toque personal que invita a ver la moda desde un punto de vista más cercano ¿Le falta humanidad a este mundo? 
PC: Cuando empecé a meter cabeza en el mundo de la moda todo me parecía súper hermético. Y claro, uno se imagina que esto sería como en El Diablo Viste de Prada o algo parecido. Y no sé, en mi corta experiencia, la verdad es que nada más lejos de la realidad (aunque sí que hay cierta tendencia a querer que parezca que así).
Creo que, más que humanidad, falta un poco de sentido del humor. Pienso que hay que reírse un poco de uno mismo y no tomarse las cosas tan en serio. No creo que tener una buena imagen de marca y ser un gran profesional esté reñido con, a veces, ser un poco loser.

DM: El estudio de la sociología abarca muchos aspectos de la sociedad, desde Gilles Lipovetsky con "El imperio de lo efímero" a "La Constitución de la Sociedad" de Anthony Giddens. Hace poco se realizó en España un estudio que lleva como título: "El primer estudio sociológico de blogs de moda y belleza" y de este se extrae, a grandes rasgos, que los bloggeros son hedonistas y unos vendidos ¿Qué opinión te merece?
PC: Creo que es una cuestión de perspectiva. Yo el blog me lo planteo como un anexo a mi trabajo, pero entiendo que hay gente que se lo plantea como una fuente de ingresos. Si es una fuente de ingresos, entonces tendrás que trabajar con patrocinadores que –probablemente- te acaben imponiendo condiciones que harán que pierdas la objetividad. ¿Eres un vendido? No sé, al final es como trabajar por cuenta ajena: tendrás un jefe que te impondrá su criterio y, si quieres cobrar a fin de mes, tendrás que aceptarlo.
En cuanto al hedonismo, me parece lógico. A la gente no le interesa ver las fotos de Gala haciendo la declaración de la renta.



DM: Dejando de lado el extraño universo bloggero (extraño porque no hay día que no me sorprenda para bien o para mal) ¿Qué estilos fotográficos te definen? ¿Quiénes son tus principales referentes?

PC: Supongo que –aunque aún me estoy encontrando- soy bastante natural en lo que hago. Para mí lo ideal sería que, al ver un editorial mío, la gente pensase: qué guay, me recuerda a aquel finde con mi novia en París. Suponiendo que te alojaste en el Ritz y tienes una novia de un metro ochenta que se cambia de outfit  dos veces entre la cama y la mesa del desayuno, claro.
En cuanto a mis referentes, supongo que la foto perfecta sería la que harían Guy Aroch y Javier Vallhonrat juntos. Guy me parece un maestro a la hora de conseguir esa naturalidad de la que hablo y Javier es un maestro de la luz.

DM: En un momento de crisis como el actual ¿se puede vivir de esto?
PC: No. Pero yo lo veo de la siguiente manera: si no eres capaz de vivir de tu arte, tendrás que ofrecer más cosas. No significa, estrictamente, buscarse otro trabajo, sino ampliar tu oferta de servicios. Ya no basta con ser fotógrafo.
En otros sectores esto se denomina venta cruzada. Si yo voy a comprar un bañador porque me voy a la playa y, en esa misma tienda, venden gafas de bucear, igual pico y me las compro. Si tuviese que irme a otra tienda no me las habría comprado, pero como me las venden en mi sitio de confianza y a un precio razonable, pues sí. Aplicar a fotografía, vídeo, diseño y redacción.
 

DM: Y para finiquitar como empezamos ¿dejarías la fotografía para dedicarte a la ingeniería?

PC: Nunca dejaría la fotografía. Sin embargo la ingeniería, como complemento económico, sí que tiene una ventaja importante: no estás obligado a pervertir tu arte por cuestiones económicas".